Buscar
  • QigongconHelena

EL ARTE DE DARSE A SI MISMO UNA RESPUESTA CON COMPROMISO.


Esto es lo que viene a decir la palabra que tanto eludimos RESPONSABILIZARTE.

Etimológicamente responsabilizarte tiene la raíz ”Responsum” del latín que significa responder, dar respuesta- Al mismo tiempo el propio verbo está formado por el prefijo “re” que significa “volver a” y “sponsum” que significa compromiso, de ahí lo de esponsales, esposo y esposa… Por tanto, responsabilidad es la habilidad de dar una respuesta con compromiso.


¿Por qué nos cuesta tanto auto responsabilizarnos?


Tendemos a culpabilizar fuera, cualquier cosa para eludir la responsabilidad de lo que nos está ocurriendo.


Culpa y responsabilidad son conceptos muy distintos. La culpa es la incriminación a alguien por un acto de negligencia con consecuencias negativas. La culpa conlleva una recriminación y nadie queremos ser recriminados por nada como es natural. Así pues, como empleamos erróneamente las palabras culpa y responsabilidad, preferimos poner ambas cosas en manos ajenas, así si algo sale mal no seremos recriminados.


El caso es que como ponemos en manos ajenas la responsabilidad, es decir la habilidad de dar una respuesta, nos convertimos en marionetas en manos de las grandes multinacionales del marketing que nos dicen que comer, que serie ver, como vestirnos, donde ir de vacaciones y como curarnos el dolor de cabeza que parece ser también ajeno a nosotros.


La medicina tradicional china es un ejemplo de responsabilizarse de la enfermedad. Saben bien que las emociones están estrechamente relacionadas con el funcionamiento de los órganos y estos a su vez para una óptima función precisan de equilibrio, fluidez del Qi y armonía. De esta manera cuando les duele la cabeza en lugar de culpar fuera al estrés, el ruido, la sociedad o mil cosas y tomarse un analgésico de moda, se mira la causa que ha podido desencadenar ese dolor y se trata desde su raíz interna para expulsar el factor patógeno externo.


Si soy capaz de tomar decisiones conscientes, me responsabilizo de ellas, estoy tomando las riendas de mi vida, estoy siendo más libre.


Si me responsabilizo sin culparme es más fácil tomar acción para cambiar el error cometido y que la situación empiece a fluir de otra manera más positiva.


Llevamos pues, analizados dos importantes pilares para nuestra salud y nuestra vida en general, responsabilizarse y tomar una decisión. La próxima vez que te des cuenta de que estás siendo víctima, te invito a que te pares un instante y te permitas mirar la parte de responsabilidad que tienes en lo que te ocurre y tomes la decisión de cambiarlo.


Ya me contarás el resultado.

103 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Pinterest

Tel: 680 90 45 59

© 2019 hecho por Helena Aguilar. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now